jueves, 24 de mayo de 2012

EL SEXO ES EL MEJOR DEPORTE


Cada encuentro sexual con tu pareja no solo es placentero, sino una excelente fuente de beneficios para la salud, ya que te mantiene en forma. 
Si lo practicas al menos tres veces por semana puede resultar tan efectivo como ir al gimnasio y hasta mucho más divertido. De acuerdo con las investigaciones más recientes, el coito frecuente proporciona desde una buena salud cardiovascular hasta el embellecimiento de la piel. 

Resulta un tratamiento de belleza natural, ya que en las relaciones sexuales tu organismo produce estrógeno, hormona que mejora el aspecto de la piel y el pelo, haciéndolos ver más brillosos y con más vida.

Esa producción hormonal también ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares y a procurar la salud de los vasos sanguíneos.

Por si fuera poco, este es uno de los ejercicios más completos, ya que pone en acción más de 500 músculos. Está comprobado que los movimientos pélvicos, la aceleración de la respiración, el incremento de latidos cardiacos, la dilatación de los vasos sanguíneos de los genitales, los espasmos musculares y el orgasmo consumen tanta energía que llegas a quemar algo de grasa.

Según fisioterapeutas, se eliminan 350 calorías en 5 minutos de intimidad. Pero eso no es todo, tener relaciones sexuales con hábitos saludables ayuda a detener el paso del tiempo.

David Weeks, neuropsicólogo escocés del Hospital Real de Edimburgo, lo confirma tras estudiar a 3.500 personas durante 10 años.

El científico llegó a la conclusión de que las parejas que mantienen relaciones sexuales 3 veces por semana aparentan ser 10 años más jóvenes. Según el estudio, los condicionamientos genéticos son responsables en un 25% de la apariencia juvenil, mientras que el 75% sería producto de ciertos hábitos, entre ellos la actividad sexual. 

Otra investigación confirmó que tener relaciones sexuales a diario mejora la calidad del esperma, por lo que se recomienda a las parejas que intenten concebir.

Un nuevo estudio del doctor David Greening, de Sydney IVF, un centro australiano que trata la infertilidad y hace fertilización in vitro halló que la calidad del esperma se incrementó significativamente después de que les pidiera a los participantes del estudio que eyacularan diariamente durante siete días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada